Archivo de la etiqueta: Casa de América

Cuate, aquí hay tomate

El México que nosotros conocemos de mariachis, fajitas y violencia tiene una mirada muy diferente en la exposición fotográfica “Otras miradas. Fotógrafas en México 1872 – 1960” que se puede ver en la Casa de América. Una mirada femenina ya que recoge 130 instantáneas de 50 mujeres que retrataron con sus cámaras el México de finales del siglo XIX y principios del XX. La exposición llega directamente desde el Museo de Arte Moderno de México.

 

La mayoría de los trabajos se exponen en blanco y negro, excepto algunas en sepia y una coloreada con acuarela. Entre éstas 50 mujeres hay nombres como los de Tina Modotti, Giséle Freund, Helen Levitt, Lola Álvarez Bravo, Aurora Eugenia Latapí, Josefina Niggli, KKati Horna o Miriam Dilham, y las pioneras Galdina Mendoza y Margarita Henry, entre otras.

Las instantáneas se presentan por orden cronológico, comenzando por las pioneras (de 1872 a 1905) las modernas (de 1906 a 1922); las vanguardistas ( de 1923 a 1945) y las humanistas (de 1946 a 1960).

La muestra también se componen de revistas de la época con imágenes tomadas por estas fotógrafas y tres vídeos, donde Tina Modotti es la protagonista de esta sección, como la copia original de su “Manifiesto” realizado en tinta roja.

Se puede ver como a finales del S.XIX se empezaron a usar los estudios de fotografía en México. Retratos de familias, fotografías de recién casados o de jóvenes adineradas que querían ser de las primeras en ser retradas en esos nuevos estudios fotográficos. Llama la atención lo poco agraciadas que eran las mexicanas retratadas.

Con la etapa vanguardista llega una nueva forma de fotografía de la mano de Tina Modotti. Se trabajó por la redimensión de los objetos que otorgaban nuevos sentidos simbólicos. Temas como la arqueología, el fotorreportaje periodístico, la vida cotidiana y muchos autorretratos.

Entre tantas mujeres mexicanas tiene su espacio asegurado Frida Khalo. La artista mexicana también se dedicó a la fotografía y por primera vez, algunas de esas fotografías se exhiben en nuestro país. Otro motivo más que hace esta exposición más apetecible.

Otra parte nos muestra los paisajes más bellos de la tierra y las fiestas y costumbres típicas de la zona. Se pueden ver también las primeras fotografías eróticas y sensuales del México de principios del S.XX.

Una exposicón sin mucha afluencia de gente en la que el crujido de la madera al pisar es la banda sonora.

Hatsa el próximo 15 de enero hay tiempo para ir a visitar la exposición.

En este blog buscamos a artistas pioneros y originales y sin duda éstas fotógrafas mexicanas lo fueron.

Dónde: Casa de América (Madrid)

Precio: Gratuito

Fecha: Hasta el 15 de enero

Horario: De lunes a sábado de 11:00h a 20:00h.
Domingos y festivos de 11:00h a 15:00h.



Anuncios

‘El Brujo’ viñeta a viñeta

Carla Berrocal es una pintamonas intentando sobrevivir. Al menos así es como ella misma se define. Como buena amante de las exposiciones que soy he descubierto una dedicada a su trabajo en Casa de América. Esta polifacética artista toca varios palos. Lo que está claro es que lo suyo es el mundo del diseño.

Esta exposición que os recomiendo acoge el proceso de producción del cómic que Carla firma: El Brujo. Para situaros un poco en la novela gráfica os cuento que trata sobre la historia de Porfirio Pillampel, un personaje muy peculiar que emprende un viaje que hará que se replantee su vida. La historia de este brujo  transcurre en una pequeña isla cercana a Chile. Estos son los rasgos principales de un cómic que mezcla mitología, misterio, parajes desconocidos y una cultura al margen del tiempo por su incomunicación.

Si te gustan las artes gráficas o simplemente quieres descubrir una imaginativa novela transformada en dibujos frescos llevados a cabo por esta profesional, no dudes en pasarte de lunes a sábado por la Casa de América de 10 a 8 de la tarde, o los domingos de 10 a 3. Tienes la oportunidad de conocer el proceso de creación de Carla Berrocal. Una idea para aquellos que tengan compañía infantil o uno de esos acompañantes que no aguantan las exposiciones más tradicionales. Dirigido a todo tipo de público y para todos los gustos. Disfruta viendo el trabajo de alguien que vive de lo que le apasiona. Y que, por cierto, lo hace muy bien.