Archivo de la categoría: LETRAS

La obsesión por crear se hizo tinta

A Leticia Vera, toledana nacida en 1984, hay que seguirle la pista. Fue vislumbrar su trabajo y… saber que tenía que estar entre nosotros, en “De Autores”.

Creadora en su propia técnica en el arte, autodidacta en la tinta, escritora de poemas, nube de pensamientos filosóficos, la han convertido en su deseo desde pequeña: “ser toda una artista”.

Pasé por ella una vez y, sus pinturas me llamaron la atención… no me paré. La segunda vez, fue inevitable detenerme durante un prolongado periodo de tiempo. Ella, me observaba, y no dudó un instante en explicarme su trabajo, lo que me quedó más prendada a sus obras, si cabe.

Leticia explica que ella lo que hace es “transformar la percepción de una realidad deformada en otra que le dé forma ya sea desde el dibujo, la fotografía, la escritura o la creación de objetos”.

En sus obras, el tema principal es el retrato de sí misma o, de otra manera “autorretratos de estancias”, (como Leticia los ha llamado). Éstos son, retratos de estados de ánimo. “Retratos de ese laberinto que me habita en el que cualquier cosa puede suceder. Se pueden observar dibujos de mujeres, ya que su mirada, sus gestos, su anatomía, me sirven expresivamente. Después están los paisajes imposibles, que me gusta pensar que alguna vez estuvieron habitados por ellas.

Con la mujer como tema principal, le preguntamos si, refleja, de algún modo, la figura que representas con la sociedad.

La artista nos responde que las mujeres que dibuja se nutren de objetos, de símbolos que son comunes en esta sociedad. Leticia, señala que intenta descontextualizarlos para hacerlos más visibles desde este viraje.

Su filosofía se aprecia en su forma de hablar, de mirar, de expresarse con gestos, y por supuesto, en la inspiración de sus obras. Están orientadas en diferentes estados de ánimo. Momentos, instantes concretos. Todo ello, conforma un mundo propio que, ella misma, concreta en sus dibujos. A veces, llego a atisbar un origen, algo que me desborda.

En sus obras, lo que destaca, de un vistazo es la técnica empleada.

Silvia: ¿Por qué el manejo de la tinta?

Leticia: Porque era la única técnica que no había estudiado en Bellas Artes. Quería librarme del academicismo empezando desde cero. Y eso hice. Después de romper montañas de papel, comencé a atisbar algo, algo mío, propio. No me había sucedido hasta ese momento. La tinta es una técnica apasionante, pero compleja.

Silvia: ¿La acuarela?

Leticia: No suelo utilizar mucho la acuarela, me gustan más las tintas de colores. El hecho de que no sea indeleble, en este momento, hace que prescinda de ella. Aunque también, al principio, experimenté bastante con esta técnica.

Silvia: ¿Alguna técnica que te gustaría desarrollar?

Leticia: El óleo me atrae muchísimo, y el temple. Me gustaría trabajar más con estas técnicas. Y el grabado me encanta, es algo que tengo pendiente.

Silvia: Además de preciosos cuadros… ahí no queda tu arte… explícanos…

Leticia: Los complementos que realizo (broches de muñecas de lino, pendientes con ilustraciones originales y resina, colgantes…) son una extensión de lo que hago, todo está hecho a mano y creo que tiene coherencia con el conjunto. Llevar un dibujo al cuello o un broche de una mujer vestida de gran dama también resulta divertido.

Silvia: ¿Te costó desarrollar una técnica creada por ti misma?

Leticia: Muchísimo. Años de pruebas y descartes, hasta que encontré la fórmula adecuada y el tiempo necesario para que se realizara bien. (Me refiero a la técnica de mis “miniaturas”). Mi deseo era encontrar una técnica que simulara el grabado, pero sin serlo. El resto de técnica fue experimento tras experimento con tintas de diversos tipos, plumillas de anticuario, tinteros…

Silvia: ¿Te identificas con tus dibujos?

Leticia: A partir de cierto momento sí, poco después de dejar Bellas Artes. Sentía que no importaba hacer cosas nuevas, como me inculcaron allí, sino, buscar un origen desde el que agarrarse y seguir. Ahora sé que todas las mujeres que dibujo soy yo, y todo yo son ellas.

Desde muy pequeña, Leticia Vera, manifestaba una obsesión por crear, y esta inquietud empezó a aumentar con los años. “Yo de pequeña quería ser artista. Dan fe los molinos de viento que dibujé con rotulador en las paredes de mi casa con cinco años que mi madre nunca olvidará. Dibujaba sin parar cualquier cosa. Sufrí muchos bloqueos, muchas inseguridades a lo largo de los años, pasaba largas temporadas perdida. Pero al fin conseguí, mediante esta ruptura con todo lo aprendido, encontrarme de algún modo.”

Estudió en la Universidadde Bellas Artes, pero pronto descubrió que no le aportaba mucho, más bien lo contario, asegura.

Las obras de Leticia Vera han llegado a cientos de hogares en los que unos estarán enmarcados, otros en un cajón u olvidados. Me encantaría que de ellos brotaran nuevas historias. Otros están en la mansión de un señor italiano que se llevó todos los dibujos que tenía en aquel momento. Algunos se han marchado a diferentes puntos del globo, otros han participado en diversas exposiciones como en la Galería Idearte, Artépolis o en la feria Dearte. También es necesario señalar todas las ferias de diseño independiente en las que he participado (Nomada Market, Innovamarket, Mercados de Domingo, Rastrearte, Tamimarket, etc).

Además, como dije, Vera es polifacética, en lo que al arte se refiere. Escribe, y cómo escribe. Se decantó desde muy pronto por los versos. Y, nos ha contado que parte de sus pomas se han concretado en una plaquet, presentada en la librería Enclave por Julio Monteverde.

También, ha recitado sus obras escritas en bares, centros culturales de Madrid y en el Círculo de Bellas Artes en el ciclo “La Voz y su Sombra”, con la intervención de  Eugenio Castro y Lurdes Martínez.

Silvia: ¿Proyectos futuros?

Leticia: A corto plazo, el día 3 de febrero a las 19:30, inauguro una exposición de dibujo en la librería Enclave en la que leeré mi primer poemario,La Bombilla Negra. A medio plazo, deseo retomar el óleo y el temple y siempre experimentar cosas nuevas, si hace falta, desde el principio.

Autodidacta, capaz de diluir los tintes con su pincel hasta el infinito y más allá, creando, inventando mundos fantásticos y a la vez, acordes con la realidad.

Y, por si fuera poco, nos recita sus propios versos.

Ella es, Leticia Vera.

 

Anuncios

Marchamalo y el backstage de muchos escritores


Tuve la oportunidad hará unas semanas de acudir a una charla-coloquio del escritor y periodista Jesús Marchamalo, uno de los grandes periodistas culturales de este país.                                                                                 Es autor de quince obras y el mismo contaba que no ha escrito más porque es “lentísimo” escribiendo. Siempre le ha gustado escribir por ello se hizo periodista. En aquellos tiempos era la única manera de acceder a las editoriales y relacionarse con el mundo de la literatura. Empezó su carrera como periodista en los diarios “Villa de Madrid”, “Información “ y “Pueblo”. Ha escrito en “Diario 16”, “ABC”, “Muy interesante” y en otras publicaciones de prestigio. Ganador de varios premios importantes, si tiene que elegir uno se queda con el premio Miguel Delibes que recibió en 1999. Para él lo más importante del premio y que luego le ha aportado mucho en su vida como escritor, fue conocer al vallisoletano en persona, tomarse un café con él y a través de ahí, forjar una amistad.Se define como un hombre moderno, interesado por las nuevas tecnologías y usuario de las redes sociales, que le obligan a subir diariamente, alguna información que considera interesante.

 

Con este respecto una de las frases que le marcaron al hablar del futuro tecnológico fue : “lo que jamás hay que confundir es el vino con el embotellado”.

 

No se ve cambiando los libros tradicionales por los libros electrónicos y disfruta de otras artes como el arte contemporáneo, la arquitectura y la fotografía.Un escritor al que aprecia es a Cortázar. En una exposición dedicada al autor y su obra, Marchamalo recoge a través de sus obras, sus anotaciones, dedicatorias, etc, su personalidad y el rastro que deja una enorme figura de las letras.Las bibliotecas de los escritores son parte del mapa del tesoro de su forma de entender la literatura y eso era lo que quería mostrar Jesús Marchamalo en su último libro, “Donde se guardan los libros”.Para ello Marchamalo ha entrado en los santuarios de grandes escritores como Vargas Llosa, Arturo Pérez Reverte o Fernando Savater… y así hasta veinte escritores de renombre que han abierto las puertas de sus particulares bibliotecas a través de este libro. Podremos conocer como empezaron sus colecciones, cuáles han sido los ejemplares que más les han costado conseguir e incluso tomar nota de las recomendaciones de lectura que hace cada escritor.

 

Para Marchamalo, viendo los libros que una persona tiene en su casa, se demuestra la unión o no que puede haber con esa persona.

Le sorprendió la facilidad que le han puesto estos escritores para mostrarle sus bibliotecas personales. A diferencia de otras obras que requieren una mayor documentación y preparación, Marchamalo acudió a cada casa con una libreta en blanco y un bolígrafo porque no sabía que podía encontrarse en cada rincón literario de los escritores que visitó.

 

Como decía antes, en “Donde se guardan los libros” cada escritor hace recomendaciones a los lectores de tres libros. Para Jesús Marchamalo los libros son como las medicinas, según tus problemas y preocupaciones hay que leer un libro u otro, aunque siempre hay libros genéricos como medicamentos. En este caso recomendó “El olvido que seremos” de Néstor Abad, en el que narra la historia de su padre asesisano por su ideología de izquierdas.

 

Este mundo de la lectura es como todos los demás. Habrán libros que a una persona le parezcan fabulosos y ese mismo libro para otro lector será nefasto. Eso al fin y al cabo es lo bonito de todo esto, la diversidad cultural y la diversidad de gustos.

 






Willy Naves, música mediante financiación colectiva

La cultura tiene que reinventarse. Este nuevo pensamiento está tomando cada día más fuerza debido a los cambios que ha supuesto en nuestras vidas el fácil acceso a Internet. No es nada nuevo hablar de las dificultades que atraviesan los artistas para financiar sus proyectos y poder vivir de lo que más le gusta hacer. El eterno debate sobre hasta qué punto la era digital facilita o, por el contrario, es un impedimento para desarrollar una carrera profesional dentro del mundo literario, musical o artístico.

Willy Naves es uno de esas jóvenes promesas que nos hacen creer que una renovación cultural es posible; que podemos coger las mejores cualidades de las herramientas que están a nuestro alcance y utilizarlas para fomentar la calidad que en demasiadas ocasiones echamos de menos en muchas de las propuestas más comerciales.

Este músico asturiano no lo duda un segundo: Internet es su aliado. De hecho considera que su punto fuerte es la manera en qué utiliza esta instrumento de comunicación. ‘Saber adaptarme a estas nuevas fórmulas, la industria está caduca y las condiciones que imponen las discográficas son inadmisibles. Así que debemos de usar las nuevas herramientas, evolucionar hacia algo nuevo que ninguno sabemos lo que va a ser’. Ante todo el ovetense transmite ganas, ganas de comerse el escenario y de luchar por su música. Y para ello es consciente de que existen nuevas vías que aún están comenzando a ser exploradas por aventureros como él. En este momento se encuentra inmerso en una etapa que resulta esencial para su proyecto. Está a punto de publicar disco gracias al crowdfunding. Para que todo el mundo lo entienda de forma sencilla: cualquiera que quiera ayudar a la financiación del trabajo de Willy Naves puede hacerlo con su aportación. Pero no se trata de un ejercicio altruista, sino que a cambio, todo el que colabore y ayude en la financiación del disco recibirá a cambio una serie de recompensas, como él mismo explica en el vídeo de presentación de esta iniciativa. Te recomendamos que le eches un ojo y escuches hasta el final. Descubrirás una canción grabada en acústico para abrir boca. Si te gusta su música no dudes en colaborar; te adelantamos que en función de la cantidad entregada podrás incluso conseguir que Willy Naves te dedique la letra de una de sus composiciones.

Desde luego no hay duda de que este chico se lo está currando, y mucho. El éxito del crowdfunding le ha pillado por sorpresa, ya que solo en 3 días logró conseguir el dinero necesario para que la fórmula de financiación colectiva siguiera adelante. De no haber completado esta meta, no hubiera podido continuar por la falta de apoyos. Esto no quiere decir que no se pueda seguir aportando, todo lo contrario. Willy Naves fijó un precio razonable, que solo cubriría en caso de conseguirlo -como ha hecho en muy poco tiempo- una parte del coste que supone la preparación, grabación y difusión de un disco. Pero ahora puede respirar tranquilo y ver que pasito a pasito las cosas van avanzando cada vez cogiendo más ritmo. Este año que cerramos hace apenas dos días ha estado marcado por los directos. Él mismo nos contaba lo que ha supuesto recorrer la geografía española presentando sus propias canciones:

Estoy tocando mucho estos últimos meses, la verdad que es una gozada, y más aún compartiendo escenario con artistazos como Iván [Ferreiro] o Maga a los cuales respeto y me gustan desde bien pequeño. Al principio cuando empecé a compartir escenario con artitas consolidados que me gustaban estaba nervioso, no quería resultar un fan; ahora me he acostumbrado y estoy más relajado. Son gente amable y grandes personas. Estos últimos meses han sido muy satisfactorios por tocar tanto y en sitios buenos y bonitos.

Si algo hay que destacar de Willy Naves es su gratitud. Tras la publicación de sus dos anteriores EPs -‘La casa de la playa’ (2009) y ‘Pirotecnicas animadas’ (2011)-los seguidores van creciendo en número y él los cuida lo mejor posible. Nos cuenta que lleva ya tres años dedicando entre 5 y 6 horas al día, como mínimo, a mantener un contacto directo con todos aquellos que le siguen. Y para comprobarlo basta con seguir al asturiano vía twitter o facebook. Se preocupa por contestar cada mensaje, por informar a sus fans sobre dónde tocará o cuáles son las últimas novedades y muestra interés por las propuestas que van surgiendo. Reconoce que es un esfuerzo enorme, pero que le parece muy importante ser cercano y no tiene duda de que ‘siempre merece la pena’. Además, nos sorprende con unas declaraciones en contra de lo que solemos escuchar de otros artistas, que puede que no estén dispuestos a sacrificar ciertas cosas: ‘Creo que no es cuestión de poner en una balanza lo que das y lo que recibes, son cosas que las hago porque creo que moralmente es lo correcto, detesto la gente que pierde el contacto con sus seguidores’.

Willy Naves cree que esta nueva producción que grabará entre enero y febrero de 2012 supondrá una aportación totalmente diferente a todo lo que ha hecho hasta ahora. ‘Las canciones son menos adolescentes y las estructuras más complejas’, nos cuenta. En sus dos EPs anteriores él mismo presenció como su sonido había evolucionado, y cualquiera que escuché La casa de la playa o Leslie, de su primer EP, notará la diferencia con canciones del segundo como Vas a acabar conmigo. Como suele ocurrir con todo, la experiencia es la que va permitiendo que mejoremos, que pulamos nuestros proyectos y que se vayan enriqueciendo con lo que aprendemos por el camino. Lo que nos asegura es que el disco que saldrá tras estos meses de trabajo será completamente nuevo, distinto de lo visto hasta ahora y ‘con una riqueza instrumental muy grande’.

Desde DeAutores le deseamos lo mejor a este chico que está empezando a disfrutar de un sueño que se está cumpliendo como lo hacen los deseos en la vida real: a base de esfuerzo y de paciencia. Y esos son los sueños que verdaderamente se disfrutan, los que se consiguen poco a poco y que van forjando el carácter y la profesionalidad de cada persona y artista. Os dejamos con la primera y la última pregunta de la entrevista que hemos realizado a Willy Naves y sus correspondientes respuestas, porque creemos que resumen la esencia del músico. Una suerte que haya quienes se sigan preocupando de sus seguidores, buscando alternativas para ofrecer un producto de calidad y moverse en busca de nuevas vías de financiación en lugar de quedarse sentado esperando a que ellas le encuentren.

Lo primero que te pido es que te definas. Quiero que expliques a quien no conozca a Willy Naves cuál es su objetivo, qué quiere transmitir, por qué necesita cantar.

Llevo ligado a la música desde los 8 años, desde entonces no he parado de hacer cosas relacionado con ella. Ahora mismo no me imagino dedicarme a otra cosa, ocupa mi pensamiento todo el día, son cosas que no se pueden explicar, una necesidad, en realidad lo único que se hacer.

¿Cuál es tu meta? No me refiero a tu sueño, a vivir de esto… Me pregunto a tu meta actual, a lo que te gustaría llegar y con lo que serías feliz dentro de este mundo. Para entendernos, objetivos a corto plazo.

Quiero grabar el disco, y tocar todo lo posible. Tocar mucho en acústico, con banda. Conseguir entrar en festivales este verano… no sé. Conseguir que mi trabajo llegue al máximo número de personas y sobre todo poder disfrutarlo. Ahora estoy aprendiendo a disfrutar más de lo que lo hacía, antes las preocupaciones me hacían no disfrutar todo lo que debiera, ahora soy feliz tocando y haciendo cosas.