Archivo diario: 5 diciembre, 2011

Conociendo a Kimbra y algo de Nueva Zelanda

Si te gusta algo de Katy Perry y Robyn, pero detestas su faceta comercial. Si eres fan de Florence and the Machine pero a veces tienen demasiada carga instrumental. Si en general, últimamente estás encontrando más placer en las voces femeninas, sobre todo si van acompañadas de una gran personalidad y un toque de extravagancia. Si todavía no has conocido a ningún artista neozelandés, pero te curiosea saber qué estilo llevan en ese lejano país. Si estás de acuerdo con todo ello, en ese caso, KIMBRA podría ser tu nuevo descubrimiento.

Esta joven artista que nació en marzo de 1990 en Nueva Zelanda podría ser una de las nuevas revelaciones musicales del año.  Su voz recuerda en sus tonos más graves a las grandes artistas del siglo pasado como Nina Simone o Aretha Franklin y en los agudos a algunas de las nuevas voces femeninas más llamativas de los últimos años como Adele o Florence. Su belleza distinta, el pelo oscuro y los ojos claros, y su vestimenta siempre con ropajes que parecen de otra época y llamativos colores, hacen que esta chica que ronda los veinte años conquiste al público con gran facilidad.

Quizás sea por su encanto natural o tal vez por su ímpetu y esfuerzo, ya que lleva desde los 10 años instruyéndose a sí misma en lo que a la voz se refiere y componiendo y escribiendo sus propias canciones,  que en 2011 haya conseguido vender más de 35’000 copias de su álbum Vows en tan sólo unos meses. Gracias a la colaboración con Gotye, uno de los artistas indie más destacados e interesantes de los últimos años procedentes de Australia, consiguió además situarse como número uno en las listas del país durante más de ocho semanas.

Somebody That I Used to Know

se convertía así en la canción que más tiempo lograba mantenerse en las listas desde Savage Garden en 1997. Logró además situarse como número uno en Holanda, Bélgica y por supuesto Nueva Zelanda. Un éxito que les llevó a cosechar muchas críticas positivas e incluso a formar parte de la banda sonora de series de gran éxito como Gossip Girl o 90214.

Su álbum, en el figuran cinco canciones grabadas en vivo en los Sing Sing Studios en Melbourne que evidencian sus dotes como vocalista y algunos temas verdaderamente buenos como Settle Down,    

suponen el comienzo de una carrera profesional que probablemente dará que hablar dentro de poco a nivel mundial. Una joven interesante que ha conseguido que la música de Nueva Zelanda no sea más una gran desconocida.

Anuncios

Comercio en el XXI: Mercado de Fuencarral

”Sitio público destinado permanentemente, o en días señalados, para vender, comprar o permutar bienes o servicios”. Con esta sobria definición nos explica la Real Academia Española qué es un mercado. Pero yo me niego a admitir que esto se quede así. Un mercado, al menos uno bueno, es mucho más que eso. Si quieres descubrirlo solo tienes que seguir leyendo y adentrarte en uno de los espacios con firma propia de Madrid.

Si vives o estás pasando una temporada en la capital española y aún no conoces el Mercado de Fuencarral, no lo dudes: ve corriendo a visitarlo. Te estarás preguntando qué tiene de especial, por qué te lo recomiendo. Empezando por el principio, como debe ser, lo primero es deciros dónde se encuentra exactamente. Cafetería Cosa no muy difícil, puesto que Fuencarral es una de las calles más conocidas del centro de Madrid por su concurrencia de tiendas. Y justo en esa vorágine de ropa idéntica, de atuendos sin personalidad, de espacios dedicados únicamente al consumo por el consumo, aparece un edificio dentro de este ecosistema, pero que rompe con las reglas establecidas.

El Mercado de Fuencarral es un espacio comercial, como cualquier mercado, pero tiene un toque diferente. Para entenderlo bastará con que te acerques a cualquiera de los establecimientos que acoge. Ropa diferente, atrevida y, sobre todo, muy original. ¿Quieres un regalo para una persona especial, lejos del esquema clásico y que realmente le sorprenda? Este es tu lugar. Podríamos hacer una larga lista de todo lo que podrás encontrar en este particular mercado: un vestido vintage, todo tipo de decoración para tu casa, un tutú, un elegante atuendo para una boda, piezas de coleccionista, chapas con originales dibujos, relojes con un diseño divertido, artículos militares, etc.

Pero lo mejor de este mercado es su carácter heterogéneo. En su entrada principal podrás encontrar una gran variedad de revistas culturales con las que informarte de qué hacer esta semana, encontrar tu plan perfecto. Solo con darte una vuelta por esa planta te enterarás de lo que se cuece en Madrid; no solo a nivel cultural, ya que las mejores y más extravagantes fiestas son anunciadas con flyers para que nadie se olvide de acudir. Este es el aperitivo. Realmente, lo que nos encanta del Mercado de Fuencarral es su cambio según en qué planta te encuentres. Y, nada más bajar las escaleras, el ambiente cambia…

Llegamos al Espacio F, la galería donde  jóvenes artistas tienen la oportunidad de exponer sus obras. Si en noviembre de 2011 lo hacía Daniel Cerrejón con su ‘Galería Juana de Aizpuru’, ahora le toca turno a Sebastiaan Cornelis Van Leeuwen Van Daalen. SinQuenza, su seudónimo en el mundo artístico, será quien muestre su obra durante el mes de diciembre en este espacio. ‘Nuevo, usado, basura, paraíso de los residuos’ es la obra elegida, que nos invita a reflexionar sobre el protagonismo del consumo como característica del mundo actual. Con colores llamativos e ideas simples, consigue llegar al público de forma rápida. Solo después de la primera mirada es cuándo el espectador se para a pensar cuál es el mensaje. Es el que caracteriza a la gran mayoría de artistas emergentes , más una pregunta abierta que la búsqueda de una respuesta: ¿Hacia dónde va esta sociedad? ¿Cómo será dentro de unos años si seguimos por este camino?

Como véis, hemos encontrado ya todo tipo de elementos: exposiciones, moda, cosmética, complementos, bisutería. Pero, ¿qué pasa con nuestro pelo? La solución se encuentra también en el Mercado de Fuencarral. Op/Zon es el centro estético que buscas si lo que quieres es un cambio radical. ¿Tu peluquera hace lo que quiere y te mira espantada cuando le propones un color intenso o un corte imposible? No te preocupes, aquí te sentirás como en casa. Ellos son los primeros en decírtelo: somos un intermediario entre tu idea y el resultado final. El escenario lo deja claro: el color, las fotografías modernistas, las sillas específicamente elegidas para el establecimiento, un sillón que cabalga entre el futurismo el surrealismo. Todo esto en contraste con las grandes tuberías que forman parte de la decoración del Mercado de Fuencarral: grises y que aportan pesadez al lugar. Pero, combinado, hacen que sea algo mágico, el sitio perfecto para dejar en manos de estos profesionales tu aburrido peinado y convertirlo en algo divertido e impactante.

Después de haber leído esto, ¿no te apetece adentrarte por el pequeño mundo del Mercado de Fuencarral? Un espacio con estilo propio en el centro de Madrid, a solo unos metros de la Gran Vía.  A diario cientos de personas pasan a su lado y muchas ni siquiera se dan cuenta del pequeño diamante en bruto con el que se encuentrar. No seas uno más de la manada y patéate sus tiendas: es casi imposible que salgas sin haberte comprado algo que te haya enamorado, que nada más verlo hayas sabido que era para ti. Como mínimo, te aseguramos un rato entretenido, de descubrimientos, de miles de posibilidades y, que en más de una ocasión, te sacará una sonrisa.